UPS (Nobreak)

Seguridad contra cortes de energía

 

Una particularidad de muchas pymes es no tomar conciencia de la necesidad de prevenir los problemas. Las UPS pueden ayudarlas a evitar inconvenientes, para no tener graves pérdidas en su negocio.

 

Un sistema de alimentación ininterrumpida o UPS (Uninterrupted Power Supply) es un dispositivo que, gracias a su batería y capacidad, puede proporcionar energía eléctrica luego de un corte en el suministro a todos los dispositivos electrónicos conectados a él, además de regular el flujo de electricidad, y controlar los picos de tensión y corriente existentes en la red o las variaciones de frecuencia. Los hay para aplicaciones tanto informáticas como industriales o médicas. En informática, por ejemplo, muchos aún la asocian con la protección del hardware, pero también, y fundamentalmente, su utilidad radica en resguardar la información almacenada en un centro de datos, un servidor o una simple PC.

 

No sólo se trata de contar con los servidores disponibles para mantener una empresa en funcionamiento y proveer de información clave a los clientes, socios, empleados e inversores; también, y según el tipo de forma, se torna crucial proteger la red completa de puestos de trabajo, de manera tal de resguardar la continuidad de las comunicaciones internas y externas a través del correo electrónico, mensajeros instantáneos e, incluso, telefonía IP. Algunos dispositivos de red pueden tolerar interrupciones cortas y, simplemente, reiniciarse, dejando caer paquetes de información que pueden reenviarse. Pero los usuarios de telefonía no toleran esa clase de interrupción en el servicio, de modo que cada segmento de la red que potencialmente pudiera transferir datos de voz debería examinarse y protegerse.

 

 

No esperar el desastre

Para cada aplicación existe una tecnología apropiada, y los precios van aumentando conforme la potencia de consumo se incrementa; aunque también influyen otros factores, como la calidad de la onda senoidal que se necesita obtener a la salida de la UPS. Suena paradójico, pero en México, donde la calidad de la energía entregada por red es por demás deficiente, la mayoría de las pequeñas y medianas empresas toman conciencia de la importancia y de la necesidad de estos dispositivos luego de haber sufrido algún incidente.

 

En México se invierte en prevención sólo cuando el que nos diseña la red y servicios a prestar nos cuestiona al respecto. Y si como sucede en las Pymes que por falta de capacidad de inversión las cuestiones de prevención las obviamos y solamente lo consideramos cuando sufrimos la pérdida de datos.

 

Las empresas que tienen un Gerente de Sistemas o un puesto similar suelen estar más preparadas para sobrellevar las sorpresas que puede deparar la red eléctrica local. Pero cuando no es así, quedan en manos de quien les vende la PC o el servidor.

 

Hoy en día, al comprar una computadora se suele ofrecer un Regulador de Voltaje como solución a todos los problemas. Sin embargo se debe tomar conciencia de que el Regulador de Voltaje que hay en el mercado no es efectivo para una empresa.

 

Esta afirmación se basa en que estos dispositivos sólo permiten bajar la tensión en algunos volts, por lo que, si el pico en cuestión es de, por ejemplo, 160 volts, tendremos como tensión de consumo alrededor de 140 volts, algo inadmisible ya que flujo regular de energía para los equipos electrónicos vendidos en México es de 115 volts. Y lo mismo sucede cuando el voltaje de entrada es menor a los 95 volts y el equipo solo compensa 20 volts hacia arriba o hacia abajo. Si no se quiere gastar en una UPS, la solución más apropiada consiste en adquirir un Regulador con corte de suministro por alta tensión de salida. Y si vamos un poco más allá, debe anexarse en la línea un dispositivo de supresión de sobretensión transitoria: la única manera de protegerse ante la caída de un rayo en el neutro.

 

La costumbre de proteger sólo el servidor y algún que otro puesto no sólo obedece a un criterio de foco, sino también al hecho de que muchas instalaciones eléctricas, diría que casi la mayoría, no están diseñadas acordes a las necesidades de las redes que alimentan. Ha evolucionado mucho el conocimiento para armar las redes, pero no han crecido del mismo modo la cultura y el criterio para el diseño y la inversión en la infraestructura eléctrica que da sustento a las instalaciones de Pymes.

 

De todas maneras, aún en el caso de que se proteja toda la red, falta mucho por hacer en este sentido, ya que el hecho de tomar a la UPS como solución global deja de lado elementos tan importantes como planes de continuidad o contingencia, pólizas de mantenimiento de las instalaciones, etc. De hecho, nadie duda acerca de la necesidad de invertir grandes sumas de dinero en duplicar servers, mainframes y dispositivos de almacenamiento y backup, pero muy rara vez se considera la posibilidad de tener tableros o instalaciones eléctricas diseñados para permitir maniobras con fuentes alternativas o redundantes de energía eléctrica.

 

 

Datos clave a tener en cuenta para utilizar UPS

A la hora de decidirse por una u otra tecnología, modelo o marca, existe una serie de cuestiones a las que debe prestarse mucha atención. Si bien la mayoría de las marcas ofrecen, los software provistos para el cierre automático programado o shut down de las aplicaciones ante un corte de energía incluyen algunos servicios que pueden ser sumamente útiles, como supervisión y monitoreo de tensión de entrada, estado de la batería, historial de eventos producidos, y envío de e-mails y mensajes de texto a celulares para informar lo que está sucediendo ante cualquier incidente. Un tema esencial son las baterías, no sólo en lo que se refiere a su vida útil –que puede ser de hasta tres años-, sino también a durante cuánto tiempo están cubiertas por la garantía. Obviamente, hay que tener en cuenta la autonomía que ofrecen, y que ésta se encuentre estipulada a plena carga.

 

Otra característica no menor es que posea tablero de rodeo o by pass manual, de manera tal de poder “puentearla” en caso de que se necesite realizar un trabajo de mantenimiento. Una vez determinada la potencia que debe soportar la UPS de acuerdo con los requerimientos de la instalación, hay que asegurarse de que el valor que se indica en el manual del equipo corresponda con la potencia nominal. Hay que verificar la calidad de onda senoidal a la salida del dispositivo: su grado de estabilización de tensión y de frecuencia.

 

Hoy en día, el marketing enmascara muchas cosas, por lo que el mejor consejo es consultar a alguien que sepa. No debe olvidarse que una UPS es una póliza de seguro y que el servidor para una pyme, es tan importante como el data center para un banco.

 

TIPOS DE UPS

 

OFFLINE

Las más básicas y económicas. No sirven para proteger instalaciones informáticas, ya que, entre el corte de luz y el arranque del dispositivo, transcurre un breve lapso de tiempo. Por esa razón, no se usan con computadoras.

 

INTERACTIVAS

Hacen las veces de UPS y de estabilizador. Muy usadas para proteger PCs, su precio es más alto que el de las offline, pero entregan energía todo el tiempo. Lo malo es que lo hacen a costa de la batería, y eso reduce su vida útil.

 

ON LINE

Son las más caras de las UPS que hay actualmente en el mercado. Entregan, todo el tiempo, una alimentación perfecta y estable. Son muy usadas en instalaciones de dispositivos de misión crítica, que no pueden tolerar cortes de ningún tipo.

 

 

< CONSEJOS CONTÁCTENOS